close
Minería

Enami plantea sumar a Codelco a su proyecto de fundición

2
imágen referencial

Estatal avanza en una iniciativa que duplicará la capacidad de su fundición Paipote, y que costará US$ 720 millones.

“Le he encargado a Codelco, InvestChile, Corfo y Enami que inicien un estudio conjunto para establecer una nueva fundición en la región de Atacama, que esté a la vanguardia en tecnología limpia y permita recuperar más minerales”.

Con esas palabras, la Presidenta Michelle Bachelet anunció en la Cuenta Pública del 1 de junio que el gobierno propiciará un trabajo conjunto para construir una nueva fundición que incluya a las dos mineras estatales: Codelco y Enami, y que resuelva problemas como la alta contaminación, la baja recuperación de metales de las instalaciones actuales y de captura de emisiones que tienen las fundiciones que operan en esa región: Paipote, de Enami; y Potrerillos, de la división Salvador de Codelco.

Pero Enami ya tiene trabajo avanzado, en un proyecto del que tiene un estudio de prefactibilidad, monto de inversión definido -US$ 720 millones- e incluso conversaciones con eventuales financistas. Su idea ahora es sumar a Codelco, conseguir la venia del Estado y, eventualmente, socios privados para desarrollar una nueva fundición a un costado de la actual Paipote. Para ello, han conversado con el Ministerio de Minería, que ve con buenos ojos ese proyecto.

La “Nueva Paipote”, como es conocido el proyecto al interior de la empresa, duplica la capacidad actual de tratamiento, pasando de 340 mil toneladas al año a 700 mil. Esto le permitiría no sólo procesar el mineral de sus clientes -cercano a la cifra de capacidad actual- sino que también de terceros y eventualmente de Codelco. En la minera manejan un antecedente: en el pasado ya ha procesado minerales de Salvador y el traslado del concentrado se ha hecho mediante camiones, que por la geografía -desde Salvador a Copiapó el traslado es en bajada- no resulta tan costoso.

Además del aumento de capacidad, crece la captura de emisiones, llegando a 99%, y logra captar 10 elementos que hoy no son recuperados y, por ende, no se comercializan. Esto permitiría mejorar los ingresos por venta de cobre y subproductos tanto de los asociados de Enami como, eventualmente, de Codelco y terceros.

“Con el plan de modernización que buscamos concretar al año 2021, estamos reafirmando nuestro compromiso con el desarrollo sustentable de los pequeños y medianos mineros y el mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades de la región (…) Vamos a cumplir con la norma, pero este es un objetivo modesto, porque a nivel internacional las fundiciones están captando el 99%, por eso nosotros queremos ir más allá”, dijo el presidente ejecutivo de Enami, Jaime Pérez de Arce, en una publicación interna.

Justamente, el 1 de enero de 2018 entra en vigencia la norma de emisiones para fundiciones, que ordena la captura del 95% de las emisiones. Hoy, ninguna de las instalaciones de las empresas estatales llega a ese nivel, para lo cual avanzan en inversiones menores para alcanzar la cifra. Sin embargo, se buscaría ir más allá y desarrollar nuevas fundiciones con tecnología china, la más avanzada en captura de emisiones, y llegar al 99%. Es justamente esto lo que está propiciando Enami.

Fuente: La tercera

Tags : ChileCodelcoENAMIJaime Pérez de ArceMinería