close
007567e45b7df56e2e9d40d5f17505f0_L

Debido a los “magros resultados en la fase piloto” del proyecto de litio, K-UTEC “de hecho podría verse forzada a empezar de cero para llegar al proceso adecuado a ser escalado para la fase industrial del proyecto”, lo que explicaría el incumplimiento de plazos por la empresa alemana. Esta suposición ha encontrado asidero con el paso del tiempo

En días pasados el Canal Televisivo PAT difundió un video de más de 36 minutos de duración referido al desarrollo del litio en Bolivia en el que aparezco de manera fugaz y casi imperceptible. Por la importancia del tema, me veo obligado a realizar las siguientes aclaraciones:

En primer lugar, debo señalar que la anterior semana en una entrevista de 30 minutos con PAT expuse mis puntos de vista sobre el proceso de implementación del proyecto emprendido por el Gobierno. Al respecto, conviene informar al pueblo boliviano que ninguna de tales apreciaciones fue incluida en el video, el cual sólo recoge un comentario genérico mío en torno al mercado mundial del litio. Este manejo de la información, con posibles motivaciones de parcialización con el proyecto gubernamental, requiere una explicación de parte de los responsables de dicho trabajo.

En segundo lugar, el video presenta al menos tres muestras de desapego a la veracidad informativa que deben ser puntualizadas para que la opinión pública nacional conozca el estado real de uno de los proyectos más estratégicos de Bolivia.

Para empezar, cuando el video se refiere a la planta piloto de cloruro de potasio en operación desde 2012, pone énfasis en que tal compuesto químico tiene una gran demanda doméstica y externa y que los precios en el mercado internacional actualmente son altamente atractivos. Luego, apunta que una producción anual de un millón de toneladas de cloruro de potasio podría generar un ingreso bruto por ventas de aproximadamente 600 millones de dólares al año, teniendo en cuenta que el precio por tonelada sería de 600-700 dólares. En la medida en que la capacidad de la planta industrial de cloruro de potasio será de solamente 350.000 toneladas, tal como se indica más adelante en el video, y que el precio actual del compuesto químico en el mercado internacional sería de apenas $us 215 por tonelada, una vez que la planta industrial en proceso de construcción por la cuestionada firma china Camce alcance el máximo de su capacidad de producción podrá generar a lo sumo alrededor de 75 millones de dólares, es decir, un 12,5 por ciento de los inflados ingresos de 600 millones de dólares que el video, en un aparente afán por quedar bien con el Gobierno, sostiene.

Adicionalmente, cuando se refiere a la planta industrial de carbonato de litio, el video hace notar que “en agosto pasado” el Gobierno firmó el contrato para el proyecto de ingeniería a diseño final con la firma alemana K-UTEC, a tiempo de poner de manifiesto que dicho estudio tendrá como base el proceso tecnológico desarrollado por técnicos de la gerencia nacional de recursos evaporíticos y que el tiempo de entrega del mismo es de 10 meses. Sin embargo, el video se olvida de puntualizar que la frase “en agosto pasado” tiene relación con 2015 y no con 2016, razón por la cual tal contrato ya lleva más o menos seis meses de retraso sin la menor justificación por parte de las autoridades correspondientes, aspecto que tuve a bien dejar en claro en mi entrevista con PAT y que se pasó por alto en el video.

Sobre este asunto, vale la pena recordar que en un reciente artículo he indicado que, debido a los “magros resultados en la fase piloto” del proyecto de litio, K-UTEC “de hecho podría verse forzada a empezar de cero para llegar al proceso adecuado a ser escalado para la fase industrial del proyecto”, lo que explicaría el incumplimiento de plazos por la empresa alemana. Esta suposición ha encontrado asidero con el paso del tiempo, tal como argumenté en una entrevista concedida a la revista “Industrial Minerals” en agosto de este año, reproducida en mi blog publicado en EVWorld.com. En este contexto, no puedo evitar mencionar que hasta la fecha se desconoce si K-UTEC entregó el diseño final del proyecto en septiembre de este año y si completará las obras de ingeniería básica hasta marzo de 2017, según declaraciones de su gerente general a dicha revista. Está por demás decir entonces que una buena parte de los argumentos favorables al Gobierno en el citado video caen en un saco roto y ponen en cuestión la credibilidad de un Canal de Televisión de alcance nacional.

Por último, en su descripción de la planta piloto de batería de La Palca, el video primero dice que las baterías “son” fabricadas a partir del carbonato de litio grado batería que es producido en la planta de Llipi en el salar de Uyuni para luego afirmar que dicho compuesto químico “sería” convertido en material catódico activo, lo cual sumado a expresiones en otras partes del video en sentido de que el objetivo principal de la planta piloto es la formación del personal técnico en la fabricación de dos tipos de baterías de iones de litio, y que la planta de material catódico con los franceses empezará a operar en una fecha posterior, deja en evidencia un nuevo intento de distorsionar la información en nuestro país.

 

 Juan Carlos Zuleta Calderón

Analista de la economía del litio

Fuente: http://eju.tv/

Tags : BoliviaJuan Carlos Zuleta CalderónLitio

Comentarios

[fbcomments url="" width="740" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]